Instrumentos en las Manos de Dios

“ACTUAMOS SIENDO INSTRUMENTOS EN LAS MANOS DE DIOS”

El propósito de Dios es que maduremos espiritualmente y seamos instrumentos de su reino.

Lectura Bíblica: Hechos 9:1-20

En esta lectura se nos relata que Saulo era un fiel judío, convencido que perseguir a los cristianos era algo que honraba a Dios. No obstante, los hechos comprobaron que no era así. Tal vez, personalmente estemos en un sendero que creemos apropiado, pero no estamos actuando adecuadamente delante de Aquél que nos llamó a servirle. Es tiempo de hacer un cuidadoso análisis, a la luz de las Escrituras, para mirar de qué manera Dios transformó la vida de Saulo y lo llevó a ser Pablo, el valiente soldado de Cristo que llevó el Evangelio a muchas naciones. Igual puede ocurrir con nosotros si nos disponemos para Él.

Dios tiene una forma muy particular de tratar con cada uno de nosotros. Y lo hace, para pulirnos y llevarnos a un nuevo nivel de crecimiento y madurez, para que lleguemos a ser poderosos instrumentos en sus manos. La decisión es nuestra: Permitimos que Dios nos trate o, por el contrario, nos tornamos reacios y no podremos ser utilizados para extender el Reino. Saulo experimentó este tránsito: de ser un perseguidor de la iglesia, a convertirse en soldado de Cristo. Impactó su entorno. La decisión está hoy en tus manos.

Antes de pasar a nuestro momento de oración meditemos en lo siguiente: Como organización basada en la fe cristiana que promovemos la misión integral, ¿Qué tanto contribuimos a que Dios use a AMC en los territorios donde tenemos presencia, como instrumento útil en sus manos que proclama la buena nueva y que en sus acciones y relaciones de un testimonio convincente de la fe que profesamos?

Momento de oración